«Efecto Fi» la webserie ecuatoriana que nos recuerda a «The Twilight Zone»

«No sé como explicar esto…  No sé si se puede explicar esto…  ¿Reconoces mi voz?  ¡ Soy tú ! unos minutos en el futuro…»

“The Twilight Zone” es  la piedra angular de la primera ficción televisiva estadounidense, su creador, Rod Serling, no solo fue uno de los mejores escritores televisivos de su tiempo (seis premios Emmy le avalan), sino también un claro precursor de la figura del creador, guionista y supervisor que hoy día encarnan nombres del panorama televisivo actual tan conocidos como el de David Chase o Vince Gilligan.  Steven Spielberg y John Landis en más de una oportunidad le han redido tributo a esta serie,  ha sido parodiada en los Simpson y claramente es un referente para el cripto punk de “Black Mirror”.  A esta altura de la vida, “The Twilinght Zone” es un género en sí mismo. 

En ese sentido, la webserie ecuatoriana “Efecto Fi” (2016), escrita y dirigida por Daniel Enríquez y Carlos Carrasco, claramente bebe desde esa corriente; mezcla de ciencia ficción, terror y fantasía.  Es una webserie antológica donde en cada capítulo nos enfrentamos a distintos mundos. Un hombre que se inyecta un líquido azul para recordar el momento de la despedida de su amada buscando con ello salvarla de un destino trágico e inexorable (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos) o la historia del doctor que debe entregar un corazón y es asesinado en cada decisión que toma (“Run, Lola, Run”, los laberintos borgeneanos que rigen nuestra vida). Más allá de las referencias, es una producción que entretiene y abre un espacio para las webseries antológicas, algo poco común en este formato, y es ahí donde radica la diferencia con las demás series web, ya que suelen ser episódicas o continuativas. «Efecto Fi» luce bien filmada, destacando un buen trabajo de montaje que mantiene ritmo y tensión donde los universos se nos abren como puertas que nos llevan a distintas decisiones.

¿Estamos hablando de destino?

Quizás ahí radica la diferencia con su mater televisiva que jugaba con la extrañeza, con entrar a un mundo desconocido. El mundo es una ilusión y solo vemos sombras decía Platón (Morpheos en Matrix). No hay libre albedrío, no hay salvación para el alma y todo lo que nace, va a morir… 

Somos una especie de libro escrito en un lenguaje indescifrable y creemos que la vida la forjamos día a día; pero “Efecto Fi” nos viene a mostrar que lo único cierto es la incertidumbre. San Agustín en conversación con Evodio dice: “Ya que si el hombre es un bien, y si no le es posible actuar rectamente sin que él lo quiera, ha debido tener, para actuar rectamente, libre albedrío”.  Y este es quizás el eje que une las historias, el bien y el mal están controlados por fuerzas misteriosas que siempre nos llevan a nuestro fin. Toda historia es la aventura de la muerte. En todos los laberintos Teseo mata al Minotauro…

En “Multiverso” (capítulo 3) uno de los personajes le dice a la protagonista: “Solo vine a mostrarte tu propia naturaleza”, «en todos los universos que habitas tienes que tomar una decisión y el final será siempre el mismo».

Efecto Fi | 2016

Los puntos en contra son desde mi punto de vista, que las actuaciones no siempre están a la altura de los guiones y, lo segundo, creo que le faltó más identidad. La gracia de Borges, Bioy Casares o Bombal, por ejemplo, es que sus historias ocurren en Latinoamérica y no fuera,  y es ahí en donde “Efecto Fi”, creo, pierde fuerza en tanto webserie latinoamericana;  tiene un afán de mostrarnos que estas historias podrían ocurrir en cualquier parte del mundo y me cuesta ver el Ecuador de “Ratas, ratones o rateros” por ejemplo, pero en versión ciencia ficción. Creo que la ficción nos debe llevar a aquél espacio que no conocemos, como esos exploradores que deciden mostrarnos la sima más profunda del océano. Generar arquetipos y no estereotipos del género.

De todos modos, creo que esta serie web hay que verla – 5 capítulos de entre 4 y 8 minutos de duración – y claramente es un faro que nos propone que se pueden hacer híbridos de géneros en nuestro continente y con buenos resultados.   Si es que nuestro continente existe o somos versiones de versiones de versiones que en alguna parte se unirán…  o morirán.

Por

Vladimir Rivera.

#MiradaLatam – OTRASSERIES.CL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *